COPs y Niños

Convenio de Estocolmo

Plan Nacional de Implementación 

Talleres de Capacitación sobre COPs y NIños

Proteger a los niños de la exposición tóxicaa Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs):Una preocupación especial

 
 

Los niños desde la concepción hasta la adolescencia, reaccionan diferente a la exposición química debido al hecho que “no son adultos pequeños”: se les presentan diferentes situaciones de exposición debido a su especial comportamiento, maduración y metabolismo. Los niños son especiales debido a las “ventanas criticas de vulnerabilidad” (momentos únicos en que las sustancias químicas pueden interferir con el normal proceso de desarrollo) y a la mayor expectativa de vida para expresar enfermedades mas tarde e su vida.

A medida que se incrementa el conocimiento científico, la relación entre ambiente y salud se define más claramente. Se vuelve mas evidente que los organismos en desarrollo (embrión, feto, niños y adolescentes) son mas vulnerables a los químicos y que la toxicidad de una sustancia se determina por su accionar y dosis pero también por el momento y la duración de la exposición.

Hoy, se pueden detectar en el cuerpo de los niños mas de 300 químicos de síntesis. Cada día, más niños se ven afectados por las sustancias que se vertieron en el ambiente en el último siglo pero también por las nuevas sustancias de síntesis que se introducen constantemente en el ambiente sin comprobar antes su acción toxica, por ejemplo, sobre el neurodesarrollo y la reproducción. Cada día hay más sustancias de síntesis en el ambiente (aire, agua, alimentos) que hacen más inseguro y envenenan el ámbito donde los niños crecen, aprenden y juegan. Es imperativo reconocer, eliminar o reducir y promover alternativas mas seguras para las sustancias químicas de uso común y diario.

Para proteger a los niños es importante conocer porque, cuando, donde y como son especialmente vulnerables.

Estudios epidemiológicos describen un aumento en los abortos, bajo peso al nacer, malformaciones congénitas, casos de esterilidad, asma, enfermedades del neurodesarrollo, reproductivas e inmunológicas, entre otros problemas, en relación a la exposición de los padres y niños a los COPs.

¿Qué es lo que hace tan tóxicos a los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs)?

Los COPs son un grupo de químicos que “persisten” en el ambiente, tienden “acumularse” en la grasa de los animales y seres humanos y pueden ser muy tóxicos a muy bajas concentraciones. Los COPs penetran la cadena trófica y pasan de los padres a los niños exponiendo a la descendencia (desde los primeros momentos de vida) a muy altas concentraciones (en relación con la masa corporal) de una mezcla de sustancias toxicas (una sopa química toxica!). Los COPs son “disruptores endocrinos”, “tóxicos para el desarrollo y la reproducción”.

Es necesario enfatizar que tan pronto como los COPs son liberados al ambiente se contaminan los ríos, las aguas profundas, el aire, la tierra y sus residuos penetran la cadena trófica. Los COPs son ubicuos.

La lista de COPs incluye plaguicidas clorados (como por ejemplo el DDT), que son, en la práctica, aun utilizados en agricultura y extensivamente en hogares, escuelas, jardinería e industria.

La exposición humana ocurre respirando, ingiriendo, bebiendo y por contacto directo con el veneno, pero también a través de la madre puede pasar al embrión o feto durante el embarazo y durante el amamantamiento por la leche materna. Los niños y adolescentes (de ambos sexos) involucrados en trabajo rural están expuestos a envenenamientos crónicos y agudos.

Los COPs industriales, como los PCBs, son también ubicuos y son usados, por ejemplo, en transformadores, para aislamiento eléctrico y en pinturas y otras mezclas que se usan en las viviendas para rechazar la humedad y los hongos de las paredes y aislamientos de interiores, en escuelas y hogares.

Las Dioxinas y Furanos son COPs que pueden ser fácilmente encontrados debido a su formación en la síntesis de plásticos clorados como el PVC. Los niños a menudo están expuestos directamente al respirar el aire de la quema de residuos urbanos (quema espontánea o voluntaria, en rellenamientos sanitarios, basurales a cielo abierto o domicilios particulares, con la intención de reducir el volumen del residuo). La quema de PVC libera al ambiente estas sustancias conocidas como las mas toxicas sobre la Tierra.

Cada día leemos y aprendemos sobre la toxicidad de los químicos para los niños: nuevos químicos y los que se han utilizado por años son muy comunes en nuestra vida cotidiana. Cada día aprendemos que tienen un efecto tóxico en la reproducción, en el neurodesarrollo, en el sistema inmunológico o que e encuentra relacionado con el cáncer infantil o el asma. Cada día aprendemos que existen nuevos químicos en el ambiente (además de los 12 POPs que se encuentran en la “lista de eliminación” del Convenio de Estocolmo) que contienen similares características y que son aún más tóxicos para el desarrollo y la vida que los POPs.

Es fundamental y urgente capacitar a los médicos en la “lectura” de los efectos de los químicos en la Salud y en la calidad de vida, que la comunidad reconozca y/o evitar la exposición a los tóxicos, promover mayor participación y compromiso por parte de la industria, de los medios de comunicación, de los responsables de la toma de decisión.

El daño en la Salud en la Seguridad Química es irreversible pero evitable…. Los niños son el corazón del Desarrollo sustentable. Si no hay futuro para ellos, no hay futuro para los países.” OMS-2002
 
 

© 2007 Asociación Argentina de Médicos por el Medio Ambiente

Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL