DETECTAN MAS CARDIOPATIAS EN LOS NIÑOS POR EL USO DE AGROQUIMICOS
 
 

|| Fuente:  PARANÁ, 30 AGO (Litoral Digital)||  - El presidente de la Fundación por el Corazón de los Niños, el cardiólogo Alfredo Berduc, manifestó que la cantidad de problemas en el corazón de los niños aumentó considerablemente y vinculó estos datos con el uso indiscriminado de los agroquímicos.

 
  Además, comentó que también se ven muchas malformaciones. Si bien no precisó números concretos dijo que desde hace siete años las cantidades son mucho mayores.


Según la información del diario Uno, los chicos que nacen con problemas en el corazón requieren de una operación. En el caso de que no sea muy compleja se realiza en el hospital San Roque, aunque hace dos meses que las cirugías están paradas y sólo los casos de extrema urgencia son enviados a Buenos Aires.


El doctor Berduc dijo que la paralización de la actividad responde a la falta de nombramientos de los cargos de alrededor de cinco profesionales que integran el equipo médico. “Hoy cada vez que se los requiere hay que pagarle la cirugía en forma individual, lo cual encarece los costos del hospital. Sólo con la firma de los nombramientos de estos profesionales se podrían agilizar las operaciones”.
Las cardiopatías congénitas son lesiones anatómicas de una o varias de las cuatro cámaras cardíacas, de los tabiques que las separan, o de las válvulas o tractos de salida (zonas ventriculares por donde sale la sangre del corazón).


La noticia de que un niño padece una lesión cardíaca congénita es siempre motivo de gran preocupación para los padres. Y efectivamente, una cardiopatía congénita no diagnosticada ni tratada siempre es algo serio, y a diferencia de lo que ocurre con otros órganos, con un corazón enfermo la situación clínica de los niños pequeños, en especial los recién nacidos, cambia rápidamente pudiendo ser grave en pocas horas o días.
Berduc aseguró que, además del aumento de las cardiopatías, también aparecen hoy cuadros más complejos a los de otros tiempos.


Aseguró que la cantidad de agroquímicos que recibe la sociedad en forma directa o indirecta tiene impacto en estos cuadros. Sobre todo en aquellas personas que viven cerca de las plantaciones o en las afueras de las ciudades, cerca de lugares donde se fumiga.


“Cada vez se necesitan más agroquímicos para tratar la soja y como el mundo está evolucionando hacia ese cultivo y éste va desplazando los otros sembradíos, entonces aparecen cada vez más casos”, detalló.


Los cuadros que aparecen relacionados con el uso de agroquímicos en el corazón de los niños son: falta de ventrículos, falta de una de las arterias, o la existencia de dos cámaras, en vez de cuatro.


Consultado sobre si es posible detectar estos cuadros, durante el embarazo el médico dijo que sí. Claro que con estudios de alta resolución.


También pueden aparecer en el segundo o tercer mes. Uno de los signos de alarma que los papás deben tener en cuenta para consultar rápidamente es que el bebé se fatigue cuando le dan de mamar, porque el chico con insuficiencia cardíaca se agota al comer, entonces deja de hacerlo y no crece como debería.


Por otro lado, el médico agregó que el uso de tóxicos determinan otras situaciones comunes en las Salas de partos. “Hemos visto embarazos de chicos que no tienen cabeza, que nacen con el abdomen abierto o con la columna vertebral abierta. Todo esto tiene que ver con los agroquímicos”.


Contó que también el plomo que se usa en las cacerías de pato impactan en la salud. “Quienes se dedican a cazar patos utilizan gran cantidad de cartuchos con plomo y después regalan los patos a los comedores escolares. Esos patos tienen 800 veces más plomo”. El médico precisó que el arroz también viene contaminado con tóxicos. “Esto afecta a las madres embarazadas como también impacta en los adultos y se nota directamente en una mayor cantidad de casos de cardiopatías, malformaciones, leucemias y cáncer”.


Berduc dijo que hoy en día se sabe que el glifosato (agroquímico para fumigar) es tóxico. Sólo basta recordar que el glifosato es el agroquímico más utilizado en los más de 16 millones de hectáreas cultivadas en Argentina con variedades resistentes a este compuesto, principalmente soja transgénica.



• Donación


La fundación donó hace pocos días un respirador para que sea utilizado en los niños cuando son operados del corazón. “Cuando recién salen de la cirugía necesitan un respirador. A veces son chicos que pesan dos kilos y necesitan de este vital elemento”.



• Intervenciones paralizadas


Hace más dos meses que las intervenciones quirúrgicas del corazón están suspendidas en el Hospital Materno Infantil San Roque.


La situación obliga a derivar los casos más complejos a Buenos Aires. No obstante, hay varios niños que están en lista de espera. Cabe destacar que en el hospital San Roque las intervenciones quirúrgicas no sólo benefician a los entrerrianos.


Mientras tanto, la Fundación por el Corazón de los Niños trabaja incansablemente para que el hospital cuente con los recursos necesarios para poder practicar las operaciones.


Han donado importantes herramientas gracias a la colaboración de la sociedad, con organización de eventos y rifas. Resulta paradójico que hoy el hospital cuente con los insumos y no con los contratos del personal médico para agilizar las operaciones.


“Hemos ido aportando cosas que ayuden, pero todavía no se ha logrado que se nombren alrededor de cinco personas del equipo de cardiología. Ahora se les paga por cirugía pero eso sale mucho más caro. Nombrando todo el equipo se opera mucho más fácil y costaría menos”, destacó Blanca Varela, secretaria de la fundación.


Andrés Rivas, pro-tesorero de la fundación indicó que están esperando los cargos. “Con la emergencia económica no se nombra personal. Aunque si existe la decisión política se los podría al menos contratar para poder continuar con las cirugías”. Sólo para ejemplificar, Berduc manifestó que hoy con una cirugía que se les paga a los médicos podrían cubrir el sueldo de dos meses. (APF.Digital)