La Contaminación en la Argentina - Informe Div. Medio Ambiente y Desarrollo Urbano del Banco Mundial

"LA CONTAMINACION AMBIENTAL EN LA ARGENTINA"
(Los siguientes son párrafos extraídos del informe emitido por la División del Medio Ambiente y Desarrollo Urbano del Banco Mundial, N° 14070-AR, 1995.)

- En general, la contaminación ambiental en la Argentina es mayor que lo que se podría esperar en un país con un nivel de desarrollo mediano a alto.

- La contaminación de las aguas subterráneas debe considerarse como el problema de contaminación más importante de la Argentina.

- El AMBA (Area Metropolitana Buenos Aires), se distingue como el área más crítica, pero es probable que, el mismo problema sea también importante en otras ciudades de mediana y gran población con una elevada dependencia del uso de agua subterránea y una infraestructura inadecuada de suministro de agua potable y alcantarillado.

Debido a que la fuente principal de contaminación son los tanques sépticos y, en una medida mucho menor, las aguas residuales industriales, la solución más efectiva es promover la extensión de servicios de saneamiento y agua potable a los barrios de bajos ingresos y áreas periurbanas que actualmente no lo reciben.

- La capacidad y autoridad institucional para la gestión ambiental, está fragmentada entre numerosos organismos a los niveles nacional, provincial y municipal.

- El análisis y el monitoreo del medio ambiente son prácticamente inexistentes.

- En general los problemas de la contaminación industrial y urbana en la Argentina no son insuperables.- Sin embargo, a menos que se adopten medidas correctivas, es probable que los problemas de la contaminación se hagan mucho peores.

Aumentará la amenaza a la salud pública, erosionará los atractivos de las ciudades como lugares de inversión, y posiblemente afectará la comerciabilidad de las exportaciones argentinas al exterior como resultado de los requerimientos impuestos por los países importadores.

- Los impactos ambientales del alcantarillado y del suministro de agua potable inadecuados.

De lejos, Argentina cuenta con el PNB per cápita más alto de América Latina, pero tiene una de las tasas más bajas de cobertura de agua y alcantarillado.- La población urbana que no está conectada con los sistemas de alcantarillado público ha aumentado en más de un millón en la última década.
La falta de plantas adecuadas de recolección de aguas negras, tratamiento y desecho, ha originado una situación ambiental altamente vulnerable, particularmente en las márgenes de las grandes áreas urbanas.

- El tema de la contaminación de las aguas subterráneas está principalmente asociado con la infraestructura inadecuada de alcantarillado y de suministro de agua potable.- Un estudio de 1988 halló que existen niveles excesivos de contaminación de nitratos en alrededor de la mitad de las muestras de agua subterránea en el Gran Buenos Aires, y que había evidencia de contaminación bacteriana en alrededor de la tercera parte de las muestras.
Hay información de contaminación similar de nitratos y también salinización en el agua subterránea de otras ciudades de la provincia de Buenos Aires, así como en otras provincias.
En algunos casos también se halló contaminación en muestras extraídas de las redes públicas.

La contaminación con Cromo y Mercurio, probablemente proveniente de los basurales de desechos sólidos, también ha sido documentada en fuentes de agua subterránea en el AMBA.

- Se considera que la fuente principal de contaminación son los tanques sépticos utilizados por los hogares (71 % en el Gran Buenos Aires y el 62 % en el país como un todo), que no están conectados a la red de alcantarillado.
Una segunda fuente principal son las descargas de aguas residuales industriales, que también se arrojan frecuentemente en pozos negros y tanques sépticos.

En Buenos Aires, los tanques sépticos tanto residenciales como industriales están diseñados para descargar en el acuífero Epipuelche (Con una profundidad de 10 a 30 metros), que es el único que está al alcance de las bombas de mano.

Ocurre además alguna contaminación del acuífero Puelche que está ubicado a mayor profundidad (de 25 a 60 metros) a través de pozos de agua que están aislados en una forma inadecuada.

- El alcance de la contaminación del agua subterránea debe considerarse como el problema de contaminación de mayor importancia en la Argentina, debido a que una gran proporción de los hogares (el 28 % en el país, y el 65 % en el segundo anillo del AMBA), que no está conectado con la red de agua, utiliza agua subterránea para satisfacer sus necesidades diarias.
En general la poca información disponible indica que una gran proporción de la población de la ciudad más grande de la Argentina utiliza agua potable contaminada.- Aunque no se dispone de información detallada, se considera que existe una situación similar en otras ciudades.
Además de la contaminación ocasionada por el hombre, también hay preocupación acerca de la contaminación natural con arsénico en muchos acuíferos del interior del país.

- El tema de la contaminación de las aguas de superficie también parece ser en gran medida un reflejo de lo inadecuado de la infraestructura de tratamiento y recolección de aguas servidas.- En términos de los principales contaminantes, se estima que las aguas servidas residenciales representan alrededor de la mitad de la demanda biológica de oxígeno (DBO) y las dos terceras partes de total de sólidos en suspensión (TSS)

- Hay información que también existe contaminación proveniente de las aguas negras en otras partes del país.- El lago San Roque en Córdoba, el lago Lácar en Neuquén, y el lago Nahuel Huapí en Rio Negro, están todos contaminados por las aguas servidas sin tratar de las ciudades ribereñas, algunas de ellas al extremo de afectar el rendimiento de las plantas de tratamiento de agua potable.

- Los temas críticos que precisan encararse giran alrededor de: 1) Los incentivos para la ampliación de la infraestructura. 2) La reducción de los costos del servicio en los sistemas convencionales. 3) El fomento a la adopción de sistemas de bajo costo donde sea apropiado. 4) La mejora en la calidad del suministro de agua y 5) La mejora en el desecho y el tratamiento de aguas servidas.

- En suma, los servicios de agua y saneamiento pueden hacerse más económicos para una porción mayor de la población, a través de varias medidas, que incluyen el promover el uso de tecnologías de conservación del agua para usos residenciales e industriales.

- Mejorar la calidad del agua.- El estado avanzado del deterioro de la calidad del agua subterránea a través de la contaminación con nitritos y otros contaminantes es una inquietud seria, no solamente para el 28 por ciento de la población que depende de sus propios pozos, sino que también representa un peligro para las empresas locales de agua y para las cooperativas cuyo tratamiento del agua y calidad apenas se controlan, e incluso para los sistemas principales con A.A. que depende del agua subterránea para alrededor del 10 por ciento de su producción total.

- Tratamiento y eliminación de aguas servidas. Actualmente, solo unas pocas ciudades importantes, (Mendoza, Córdoba), tienen plantas de tratamiento de aguas servidas, mientras que otras, (Buenos Aires, Rosario, La Plata) liberan sus aguas negras sin tratar en los cuerpos de agua locales.- La mayoría de las aguas negras que se producen en el GBA se descargan sin ningún tratamiento previo en el Río de la Plata por medio de una boca de salida de 2,5 Km en Berazategui, o indirectamente por medio de sus tributarios, mayormente los ríos Reconquista y Riachuelo.

- La participación del público ha demostrado ser una herramienta efectiva para promover el respaldo político y la sustentabilidad para la fijación de normas del medio ambiente.- En la Argentina la participación ha sido muy limitada.
La participación pública es más efectiva cuando se ha informado y se ha educado al público acerca de los riesgos del medio ambiente a los que está expuesto.

- Las medidas de conservación del agua, tales como el uso de artefactos de plomería que economizan agua, combinados con el reciclado y el reuso de las aguas servidas, con propósitos industriales así como para irrigación de jardines, puede acarrear economías importantes y beneficios ambientales.