El reinado de los plásticos
 
     
 

“Los envases plásticos son demasiado valiosos para que terminen en un relleno sanitario. La tendencia mundial es a reaprovecharlos, ya sea por reciclado mecánico, químico o incineración”, explica Rodríguez.

Los plásticos son vitales en muchas aplicaciones y modifican todos los procesos industriales. En algunas aplicaciones tienen tiempo de vida muy largos, como en la construcción y en la industria automotriz. Pero la vida útil de los envases es de unos pocos meses.

En su resistencia al agua y al ataque químico reside el éxito de los plásticos, pero son factores negativos para el ambiente una vez que los plásticos se descartan.

Según datos de la Cámara Argentina de la Industria Plástica y del Instituto Argentino de Envase, la industria de plásticos consumió 1.347 millones de toneladas de materias primas en el 2006 en el país, principalmente para la industria del packaging y envases.

En los últimos años, el consumo por persona de productos plásticos creció hasta 41 kilogramos al año. “Actualmente alrededor del 80 por ciento de los desechos plásticos termina en enterramientos sanitarios y ocupan un 25 por ciento del volumen total de estos espacios”, señala Strumia.

En Argentina, durante 1996 y 1997, cuando comenzó el reciclado de PET, se transformó cerca del uno por ciento del total. Este reciclado alcanzó el 27,1 por ciento en 2007.

Para Rodríguez y Strumia este esfuerzo no alcanza. “Mientras en la actualidad se recicla 20 por ciento de los productos de papel y 30 por ciento de las latas de aluminio, sólo uno por ciento de los plásticos desechados es reciclado”, apunta la especialista de la UNC.

La Voz del Interior
Martes 4 de Noviembre de 2008