CIUDAD DE BUENOS AIRES: ALARMANTE RÉCORD EN ENTERRAMIENTO DE BASURA EN RELLENOS EN 2008

Importante fracaso del gobierno de Macri

 
     
 

Durante el 2008 la Ciudad de Buenos Aires enterró en el conurbano bonaerense 1.884.460 toneladas de residuos, generando un crecimiento del 14,53 por ciento en relación la basura enviada a rellenos durante 2007.

La cifra representa un alarmante récord para la Ciudad, generando un pico en el porcentaje de crecimiento no registrado en los últimos 14 años. Greenpeace atribuye este incremento a la falta de una política de gestión de residuos, siendo un agravante que la Ciudad de Buenos Aires cuenta con la Ley 1.854 que establece cual debe ser el plan a seguir en materia de residuos por el Gobierno porteño

Según datos de la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE), durante 2008 la Ciudad de Buenos Aires envió a los rellenos de la provincia 1.884.460 toneladas, lo que representa un 14,53 por ciento más de las enviadas durante 2007 (1.645.368 toneladas); esto significa un incremento de 239 mil toneladas, lo que equivale a 5.162 toneladas diarias. Si comparamos porcentajes de crecimiento, el año 2008 es solo escasamente superado por el incremento generado en el año 1994, alcanzando el primer puesto en porcentaje de crecimiento anual de enterramiento de basura de los últimos 14 años.
Los residuos urbanos que son depositados en los rellenos del conurbano contienen una variedad de sustancias químicas como metales pesados y una enorme cantidad de compuestos orgánicos como detergentes, solventes y contenidos de plástico como cloruro de vinilo, polietileno y formaldehído, entre otros. Al descomponerse los residuos se liberan líquidos lixiviados y gases que son altamente tóxicos para las comunidades vecinas. Los líquidos arrastran partículas de residuos y disuelven metales que son vertidos en el suelo y llegan así a los cursos de agua (1).
Estudios realizados (2) sobre muestras de lixiviados (líquidos que se filtran de la basura y contaminan las napas subterráneas) demostraron la presencia de mercurio, plomo, cromo, zinc y PCB en cantidades que superan los límites permitidos para vertidos en cursos de agua. Estos elementos pueden provocar daños renales, malformaciones congénitas, enfermedades en la piel, cáncer, alteraciones hormonales y abortos prematuros, entre otras dolencias.
En Agosto del 2008, el Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri y el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, acordaron mediante un convenio la instalación de dos nuevos rellenos sanitarios en la Provincia que serán financiados por la Ciudad. Si bien aún no se ha declarado públicamente cuáles serán los municipios que recibirán los dos nuevos rellenos con su apertura la Ciudad se asegura por 12 años más el envío de basura sin asumir ningún compromiso de reducción.