Ituzaingó, 27 de Diciembre de 2007.

Sr. Presidente del HCD de Ituzaingó
Sres. Concejales

Mi nombre es Analía Bujanda, soy secretaria de COEPSA; una Asociación Civil que nuclea vecinos de Morón, de Hurlingham y de Ituzaingó.
Muchos de Uds. ya nos conocen, conocen nuestra lucha y saben que nuestra preocupación fundamental, además de la protección de nuestros árboles, ha sido y es, el estado de las cuencas hídricas de la región.

Como miembro integrante del Espacio Intercuencas R-R-R (Reconquista-Río de La Plata- Riachuelo), estamos trabajando junto a otras organizaciones, en el saneamiento de las cuencas que drenan la Reconquista. Y es en el marco del COMIREC, de la ley 12.653 y del decreto 3002/06 que hemos propuesto la constitución de un Consejo Tripartito(a- Municipios, b-Universidades y técnicos; c- ONGs) para elaborar un Plan de Saneamiento Participativo en cada uno de los tres Municipios.

Es pues dentro de este contexto que nosotros venimos a hablar sobre el problema que implica tanto el CEAMSE, como los basurales a cielo abierto para la contaminación de las cuencas.

Cuando hablamos de saneamiento, el primer que enfrentamos es un problema de semántica. ¿Qué significa “SANEAR”?.
Tradicionalmente el término ha sido utilizado como sinónimo de ENTUBAR  o de LIMPIAR, o de DRAGAR.
Nosotros entendemos SANEAR como “Hacer más sano”. Por lo tanto, NO BASTA con limpiar.

ENTUBAR, además de quitar espacios de absorción, suele ser la mejor oportunidad para que los inescrupulosos de siempre aprovechen para volcar lo que no podrían hacer a cielo abierto. Sería como “esconder bajo la alfombra”.
ENTUBAR para resolver el problema de las inundaciones, suele ser una solución coyuntural, paliativa, que al aumentar la velocidad de escurrimiento en la parte alta de una cuenca, complica enormemente la situación en la parte baja de la misma si no se ha tenido la precaución de liberar las salidas previamente.

Las cuencas deben tratarse en forma INTEGRAL y las obras deben realizarse de abajo hacia arriba.

Pero tampoco se debe oponer el problema de los inundados al problema de los contaminados.
Se debe trabajar en busca de soluciones al unísono, que tengan en cuenta AMBOS problemas a la vez.

DRAGAR, removiendo el fondo y dejando los limos contaminantes a la intemperie, como se hizo recientemente en parte del Arroyo Soto; complica a la larga la situación de la cuenca en lugar de solucionarla. Cuando se draga, generalmente se quita el “filtro natural” que tiene los arroyos y esto permitiría que los metales pesados, que antes estaban retenidos en el fondo, penetren a napas más profundas. Lo que estaba en suspensión se remueve y se dispersa y si se lo deja en la superficie, contamina otras zonas al estar más expuesto.
Dicho sea de paso, estamos esperando AÚN el cumplimiento efectivo de la Resolución Nº 060/07 del 18 de Mayo de Retiro de esos barros del Arroyo Soto.

Las cuencas son contaminadas por los vuelcos directos e indirectos; por la contaminación de los suelos y del aire.

Para descontaminar, el primer paso es: PARAR de contaminar; luego vendrán la limpieza y la remediación, para ver qué hacemos con lo que YA está en la cuenca.

Por ende TODO lo que se vuelca a la cuenca,  debe tener tratamiento previo.

Básicamente, un relleno sanitario en la estructura del CEAMSE es: Una depresión cubierta con una membrana plástica de polietileno de Alta Densidad (PEAD); luego viene los residuos en sí; luego arena, tierra compactada y vegetación: Puede faltar alguno de estos elementos, pero esto es lo fundamental.

Los residuos al descomponerse generan líquidos y gases.

Los líquidos lixiviados deberían ser recogidos por un sistema de cañerías que a veces falta y otras veces sufre averías.
La cubierta plástica, al tener TODA la basura mezclada, lo orgánico junto a los plásticos, pilas, restos de pinturas, insecticidas, etc.; sin separación en el origen, puede sufrir deterioros. Restos de cascotes, vidrios, metales, hacen cortes en esta cubierta.
También los residuos producen reacciones químicas que deterioran esa cubierta. Los líquidos lixiviados contaminarían entonces las napas con plomo, cadmio, níquel, arsénico, etc.

La barrera geológica (arcilla) puede figurarse, permitiendo el paso de los lixiviados a las napas freáticas.

Las plantas de tratamiento no eliminan estas sustancias tóxicas de estos lixiviados que igualmente terminan contaminando el suelo, las napas, y las aguas subterráneas.

A su vez, estos rellenos emiten una mezcla de gases que son eliminados por las estaciones de venteo.

Los pantanos, humedales, y rellenos sanitarios son productores de gas metano, porque en todos se da una situación en común que es que, la principal actividad microbiana es de tipo anaeróbica (o sea sin la utilización de oxigeno). Ahora bien, el metano tiene un poder de provocar “efecto invernadero”; 21 veces mayor que el dióxido de carbono y es por eso que en muchos casos se realiza venteo (refinerías, etc.). Se quema metano y se libera a la atmósfera dióxido de carbono y agua.
Me parece que es algo que debería ser agregado a los inconvenientes del método de relleno sanitario.

Gases como el metano, tolueno, benceno, etc.; algunos de los cuales son tóxicos y otros cancerigenos se encuentran en las inmediaciones del CEAMSE. De allí el aumento de incidencia de casos de enfermedades cutáneas y respiratorias, entre otras, en la población infantil de las cercanías.(1)
Con el agregado de provocar olores nauseabundos, que nosotros en particular en la zona de Leloir, (zona ecológicamente protegida por una reciente ordenanza de este HCD), ya empezamos a percibir con fuerza, siendo que los parámetros de calidad ambiental para la zona en materia de olores establecen un nivel de “0”.

Un curso de agua contaminada, sea superficial o subterránea, afecta la vida acuática y la salud de las personas que consumen agua en las inmediaciones.

Los rellenos sanitarios tienden a acentuar la desigualdad social, ya que los deshechos se ubican en las zonas donde vive gente más humilde.

Pero además el CEAMSE está instalado sobre un humedal.

En un humedal el agua juega un rol fundamental en el ecosistema, en la determinación de la estructura y de las funciones ecológicas del mismo.
Los humedales son lugares cuyo poro de absorción es mucho mayor que en otros sitios. Están sobre el Valle de Inundación de los ríos, en este caso del Reconquista. Los humedales fluviales, costeros, son irremplazables como áreas de reproducción, desove, cría y alimentación de los peces del río y de muchas otras especies.
Es de hacer notar los beneficios directos y positivos para la salud humana, de mantener los humedales sanos- por ejemplo, provisión de agua limpia, alimentos, productos farmacéuticos, etc.- y los efectos negativos directos del mal manejo de los humedales, lo que se traduce en el deterioro de nuestra salud e incluso en la pérdida de vidas- por ejemplo, debido a enfermedades relacionadas con el agua, incendios en áreas húmedas, inundaciones o contaminación del agua.
Es nuestro objetivo hacer hincapié en la fuerte relación que existe entre los ecosistemas de humedales que funcionan en forma adecuada y la salud humana; así como poner de relieve la importancia de contar con estrategias de manejo que apoyen tanto la salud de los ecosistemas de humedales, como la salud de las personas.
Los costos de la falta de manejo de los humedales o de un manejo deficiente pueden ser muy altos: las enfermedades relacionadas con el deterioro de los humedales, por  ejemplo, cada año se cobran la vida y bienes de muchas personas y llevan sufrimiento a muchas más-

Las aguas residuales humanas deficientemente tratadas contienen patógenos que son la causa principal de infecciones diarreicas, y los humedales (tanto continentales como costeros) puede ser un importante mecanismo de transporte hacia otras zonas para esos patógenos, cuando el saneamiento es deficiente. Las infecciones diarreicas NO son las únicas…(2)
Un requisito para que las personas gocen de salud, es contar con alimentos adecuados y de buena calidad, y en ese sentido la contribución de los humedales es fundamental; pues nos suministrarían frutas y plantas comestibles, y facilitarían que los ríos nos proveyeran de pescado (incluido mariscos, moluscos- recordemos que el antiguo nombre del Reconquista era Río de las Conchas).
La recolección de vegetales en los humedales, es una importante fuente de alimentos para su empleo local y para los mercados internacionales.
Y por supuesto, estos humedales son una excelente reserva verde natural, para la recreación, esparcimiento y la práctica de deportes y para la recuperación de la avifauna regional.

Como nos enseñan en la escuela: “Cuando se altera UNA parte de un ecosistema, se altera TODO el ecosistema y sus relaciones”.

Todo lo que expuse con anterioridad, da cuenta de lo que va a parar a las cuencas:
Líquidos lixiviados, percolados que arrastran hacia las napas subterráneas: orgánicos, metales pesados, restos de detergente y jabones, productos químicos, pesticidas y productos de fumigación, etc, etc.

Si no solucionamos el problema de estos mal llamados “rellenos sanitarios”, el problema de la basura; partiendo de la minimización y selección en el origen, la situación en las cuencas se seguirá agravando.

A la basura hay que tratarla; NO ponerla en algún lado.

  • Solicitamos entonces que el Municipio de Ituzaingó adhiera a la Ley 13.592, como lo han hecho ya otros Municipios.
  • Que se trabaje en un Plan Integral de Basura Cero, que implique el trabajo en conjunto con el saneamiento de cuencas. Este trabajo debería ser acompañado de una fuerte campaña de educación para modificar hábitos de consumo y costumbres muy arraigadas, como que lo que es público, NO ES DE NADIE.

No, el Espacio Público es de TODOS nosotros y tenemos un derecho y una responsabilidad para con él.
Pero la educación debe ser para todos: Vecinos y funcionarios, que muchas veces planifican sin tener en cuenta las consecuencias de lo que diseñan en un escritorio y sin hacerse cargo de los errores cometidos y por lo tanto, sin trabajar para subsanarlo; o por internas político-partidarias que dilatan y/o boicotean indefinidamente las soluciones, mientras la gente sigue pagando las consecuencias en su propio cuerpo o en el de sus hijos.

  • Exigimos el cumplimiento de la Ley de Fortalecimiento familiar (13.163/03) que destina el 10% del monto que recibe cada Municipio en función de la densidad de población, a la ejecución de programas de manejo de RSU.
  • Como decimos en la Agenda Socio-ambiental para Bs As, que armamos junto a otras organizaciones, es necesario replantearse el modo cómo se concibe la participación, impulsando la construcción de una cultura democrática que asegure los procesos participativos y ponga las instituciones del Estado y de la Sociedad más cerca de las personas.
  • Solicitamos que el Municipio publique a través de Internet y/o soportes  de acceso público, toda la información ambiental generada en el ámbito de su competencia.

 

EL AGUA ES UN BIEN COMÚN Y NO UNA MERCANCÍA.

LA BASURA AGOTA LAS FUENTES DE AGUA.

El OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable), ha lanzado en la semana del 19 de Diciembre, los lineamientos centrales del Plan Integral para el saneamiento de la Cuenca Reconquista. Dentro de esos lineamientos figura: planes de provisión de agua potable; la reducción de residuos sólidos y la realización de campañas de educación ambiental, entre otros.
Objetivos coincidentes con lo que venimos proponiendo; es pues dentro de ese marco, que insistimos en tratar el tema de los Residuos Sólidos Urbanos.

 

Sin más, agradezco a todos Uds., la atención que nos han brindado.

 

Adriana Córdoba                                                     Analía Bujanda
      Presidente                                                                Secretaria

(1) Bibliografía: Resumen de los Impactos Ambientales y sobre la Salud de los Rellenos Sanitarios.- Greenpeace-Julio 2004

(2)Bibliografía: Fundación Proteger.