Delta de Tigre, 22 de agosto de 2010

Sr Director/a:

Mortandad Masiva de Peces: ¿Muerte Natural por Frío o Ecocidio por Contaminación Generalizada?

            ¿Puede ser que estando rodeados de ríos cada vez más contaminados nos quieran explicar que la catastrófica muerte de peces que viene ocurriendo hace casi dos meses se debe al frío?
            Hace 32 años que vivo en el Delta; tantos como los que me dedico a denunciar la contaminación creciente de nuestros ríos, Reconquista, Riachuelo, Río de la Plata, Luján y los de la primera Sección del Delta del Paraná.
           
La dictadura sinceraba la contaminación con la “Cuota de Resarcimiento” (contaminador- pagador): es decir, por seguir envenenando, había que pagar. (cuando lo hacían) . Los gobiernos democráticos derogaron aquella macabra ley y democratizaron la contaminación. Ahora no se paga nada por seguir contaminando.
           
Hasta ahora la muerte de peces que ocurre cada vez más seguido, era atribuida precisamente a la contaminación del agua por la presencia de desechos (efluentes industriales y cloacales). Dentro de los efluentes industriales aparecen los Agrotóxicos (herbicidas y fertilizantes químicos en general) más los lixiviados ( líquidos de la basura). Si tenemos por Cambio Climático inviernos más cortos y más cálidos y la contaminación es mayor, ¿Por qué creer que los peces mueren de frío si antes con inviernos más largos y más intensos esto no sucedía?
           
Somos capaces de ver la contaminación que va a producir Botnia en Uruguay, pero no podemos ver las “miles de Botnias”que ya tenemos en la Argentina contaminando de forma creciente  todas las aguas. Hay que agregar a los procesos industriales al más contaminante que es la Agroindustria exportadora de granos, fundamentalmente. Cada vez más expandida y fuera totalmente de controles que están envenenando, con su expansión, todos los ríos.

Hay que preguntarse cuando se exhiben los números crecientes de producción en millones y millones de toneladas, cuántos millones de toneladas de agrotóxicos reciben nuestros ríos. La exportación industrial en general y la extracción de minerales producen también graves daños ambientales.

¿Nos hemos preguntado la magnitud del daño ambiental que nos está dejando este “Modelo de Progreso, de Desarrollo” sin una política efectiva de protección y preservación de nuestros Bienes Comunes (recursos naturales)?

Da mucha impotencia y vergüenza que, siendo tan evidente la consecuencia de estos ecocidios, no haya reacción rápida y efectiva en los decidores políticos, en los funcionarios específicos, en la agenda que “marcan los medios” y en la participación social para lograr los cambios.

Los Daños Ambientales porque se continúan en el tiempo e involucran a las generaciones que nos sucedan, deberían ser considerados “Crímenes de Lesa Humanidad” no deberían ser excarcelables ni prescribir mientras el daño no sea reparado.

La muerte masiva de los peces no es sólo la muerte de los peces. Es la enfermedad y muerte del agua en las que viven y la muerte de otras especias; siendo agua el 75% de nuestro cuerpo, es el anticipo de nuestra propia enfermedad. Es la muerte de nuestro destino común como humanidad. Río que matamos …¡Mata!

Saluda cordialmente, Martín Nunziata, DNI:4618.920, tel: 4 728-0089

 
     
 

Carta abierta: PIDO PERDÓN”
 
            Quiero pedir perdón públicamente a todos, por las denuncias que, por la contaminación de los ríos, vengo haciendo hace 33 inviernos, desde el Delta, donde vivo.

            Pido perdón a las autoridades y funcionarios desde la dictadura hasta nuestros días, a los medios y a las personas en general a las que induje a creer y ocuparse de la mortandad de peces relacionándola con la contaminación industrial y cloacal de los ríos de La Plata, Riachuelo, Reconquista, y del Delta en general.

            El último informe oficial, en particular el de la OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable) de julio- agosto 2010, dice que:
“en términos generales, la mortandad de peces es algo frecuente en Argentina”.”Que es multiespecífica y que la muerte se debe a un shock de estrés por hipotermia.”
           
Es decir, que la mortandad masiva de peces se debe a las bajas temperaturas.

            A partir de esta afirmación oficial, basada en conocimiento científico, es que he decidido disculparme por las molestias y la alteración de la tranquilidad pública que han causado mis denuncias.

            Deduzco que los análisis que se realizaron de las aguas en que se registraron las muertes, que siguen ocurriendo, están en perfectas condiciones y que los ríos no están contaminados.

            Como toda crisis puede transformarse en una oportunidad, paso a enumerar algunas propuestas relacionadas a la calidad del agua:

  1. Ya que los peces han muerto por hipotermia y no por contaminación, usarlo como recurso ictícola de bajo costo cada invierno. No harían falta ni redes, ni cañas, ni barco para obtenerlos.
  2. Retirar todos los carteles que prohíben bañarse por aguas contaminadas o peligrosas que están a lo largo de la costa del Río de la Plata y Luján.
  3. Habilitar balnearios públicos para recreación, con uso del río, a lo largo de las costas mencionadas.
  4. Tomar agua del Río Luján para la nueva planta potabilizadora en Dique Luján ahorrándonos el millonario y complejo acueducto de más de 20km que traerá el agua cruda del Paraná de las Palmas.
  5. Hacer una PYME para fabricar ropita de invierno para peces para el próximo invierno y así generar fuentes de trabajo.

 

Quiero agradecer a los funcionarios que han logrado que el agua de los ríos estén en buenas condiciones, a los empresarios que ya no contaminan en la Argentina, (cosa que sí sucede en Uruguay con Botnia y en Rusia con Chernobil)

Gracias por recuperar, cuidar y preservar nuestros recursos.

Una vez más, pido perdón. Mis denuncias, por suerte ya carecen de fundamento y de sentido.
            Saluda a Uds,
                                      Martín Nunziata
                                       DNI:  4. 618. 920

 
 

http://blogs.lanacion.com.ar/ecologico/econoticias/peces-muertos-muchas-preguntas-y-pocas-respuestas/