UN ÁRBOL POR CADA HABITANTE DEL PLANETA
Para el 2009, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente aspira a lograr la plantación de 7000 millones de árboles en distintas regiones del mundo. Hasta ahora, la campaña que lanzó en 2006 logró plantar dos mil millones. La reforestación es considerada una herramienta útil para combatir el calentamiento global y conservar la biodiversidad, entre otras metas.
(16-05-08 - Agencia CyTA-Instituto Leloir) – A fin de contrarrestar el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), anunció una iniciativa para plantar un árbol por cada ser humano que habita el planeta, un objetivo que pretende cumplir para el 2009. Lo que la campaña alienta es la plantación de árboles autóctonos o que estén en consonancia con el medio ambiente local.
Para realizar esa tarea, el PNUMA promueve la participación de personas y entidades de todo el mundo: particulares, grupos infantiles y juveniles, escuelas, grupos comunitarios, organizaciones no gubernamentales, agricultores, organizaciones del sector privado, autoridades locales y gobiernos nacionales.
De acuerdo con Achim Steiner, el director ejecutivo del PNUMA, la cifra de 7 mil millones de árboles es alcanzable, si se considera que la campaña lanzada en 2006 superó los objetivos. Cuando la meta era llegar a plantar mil millones, finalmente, la cifra se duplicó.
La idea de “Plantemos para el Planeta: Campaña de los mil millones de árboles” fue inspirada por el profesor Wangari Maathai, Premio Nobel de la Paz de 2004 y fundador del Movimiento Cinturón Verde de Kenya, que ha sembrado más de 30 millones de árboles en 12 países africanos desde 1977. Cuando un grupo empresarial de los Estados Unidos hizo saber al Profesor Maathai que tenía intención de plantar un millón de árboles, él respondió: “Me parece magnífico, pero lo que necesitamos realmente es plantar mil millones de árboles”.
Hasta la fecha, África es el continente donde se han plantado más de la mitad de los árboles. En América Latina, México lleva la delantera con un total de 250 millones. Según los expertos, la reforestación es uno de los principales procedimientos para contrarrestar el cambio climático, ya que los árboles y los bosques desempeñan un rol clave en la regulación del clima y en la absorción del dióxido de carbono.
“Cuando se lanzó la Campaña de los Mil Millones de Árboles en la Convención sobre Cambio Climático en Nairobi en el año 2006, nadie hubiera podido imaginar que iba a florecer tan rápido ni llegar tan lejos. Pero ha logrado ofrecer una oportunidad a millones de ciudadanos de todo el mundo para expresar sus frustraciones, así como depositar sus esperanzas”, señaló Steiner.