BORRADOR DE PROYECTO DE LEY DE PRESUPUESTOS MINIMOS PARA LA GESTION DE ENVASES Y RESIDUOS DE ENVASES
 
     
 

CAPITULO I
Disposiciones generales

Artículo 1º.- Objeto. En relación a lo dispuesto en el artículo 41 de la Constitución Nacional, y teniendo presente la ley 25.916 de Gestión Integral de Residuos Domiciliarios, se establecen por la presente los presupuestos mínimos referidos a la generación, manipulación, transporte y disposición final de envases y sus residuos, con el objeto de prevenir y reducir el impacto que sobre el ambiente generan los mismos, a lo largo de su ciclo de vida.
            Para tal fin, se promoverá tanto reducir la producción de residuos de envases, como propender a la reutilización, reciclado y otras formas de valorización de los mismos.

Artículo 2º.- Ámbito de aplicación.  Quedan dentro del ámbito de aplicación de la presente ley, los envases en todas sus formas y los residuos de envases a ser tratados como desechos sólidos urbanos, ya sean de origen domiciliario, comercial e industrial, puestos en el mercado, a excepción de aquellos comprendidos por la ley 24.051 de Residuos Peligrosos, como así también los destinados a la exportación que no retornen al país.

Artículo 3º.- Definiciones. A los fines de la presente ley, se entenderá por:
a) Envase: todo producto fabricado con materiales de cualquier naturaleza y que se utilice para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercaderías, en cualquier fase de la cadena de fabricación, distribución y consumo. Se considerarán también envases, todos los artículos desechables utilizados con estos mismos fines, incluyendo los embalajes secundarios y terciarios. Envase de uso industrial o comercial es aquel de uso y consumo exclusivo en las industrias, comercios, servicios o explotaciones agrícolas y ganaderas y que por lo tanto, no están destinados a usos y consumo ordinario en los domicilios particulares.
) Residuo de envase: todo envase o material de envase del cual se desprenda su poseedor o tenga la obligación de desprenderse en virtud de la presente ley.
c) Gestión de residuos de envases: la recolección, la clasificación, el transporte, el almacenamiento y la eliminación de los residuos de envases, incluida la vigilancia de estas operaciones y de los lugares de descarga.
d) Prevención: la reducción, en particular mediante el desarrollo de productos y técnicas no contaminantes, de la cantidad y del impacto para el medio ambiente de:
- Los materiales y sustancias utilizadas en los envases y presentes en los residuos de envases.
- Los envases y residuos de envases en el proceso de producción, y en la comercialización, la distribución, la utilización y la eliminación.
e) Reutilización: toda operación en la que el envase concebido y diseñado para realizar un número mínimo de circuitos, rotaciones o usos a lo largo de su ciclo de vida, sea rellenado o reutilizado con el mismo fin para el que fue diseñado, con o sin ayuda de productos auxiliares presentes en el mercado, que permitan el rellenado del envase mismo. Estos envases se considerarán residuos cuando ya no se reutilicen.
f) Reciclado: proceso, o suma de procesos, mediante el cual los residuos de envases son separados del flujo de los residuos, procesándose para que puedan ser utilizadas nuevamente como materia prima para productos que puedan ser o no similares al original. Se contempla aquí al reciclado mecánico, químico, biológico y la recuperación de productos de conversión y energía.
g) Valorización: proceso que permite el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos de envases, incluido la incineración con recuperación de energía, sin que afecte la salud humana y al medio ambiente.
h) Agentes económicos: se entiende por tales a los fabricantes e importadores de materias primas para la fabricación de envases, así como los valorizadores y recicladores; los fabricantes de envases, los envasadores, y los comerciantes o distribuidores; los recuperadores de residuos de envases y envases usados; como así también a los consumidores y usuarios.
• Fabricantes de envases: los agentes económicos dedicados tanto a la fabricación de envases como a la importación o adquisición de envases vacíos ya fabricados.
• Envasadores: los agentes económicos dedicados tanto al envasado de productos como a la importación o adquisición de productos envasados, para su puesta en el mercado.
• Comerciantes o distribuidores: los agentes económicos dedicados a la distribución, mayorista o minorista, de envases o de productos envasados.
• Recuperadores de residuos de envases y envases usados: los agentes económicos dedicados a la recolección, clasificación, almacenamiento, acondicionamiento y comercialización de residuos de envases para su reutilización, reciclado y otras formas de valorización.

Artículo 4º.- Sujetos obligados. Quedan considerados sujetos obligados por la presente ley:

  • Los agentes económicos citados en el artículo precedente.
  • Organismos competentes del Estado nacional, provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

CAPITULO II
De las autoridades

Artículo 5º.- Autoridad Nacional de Aplicación. Será Autoridad Nacional de Aplicación de la presente ley la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación o el organismo de mayor jerarquía con competencia ambiental que en el futuro la reemplace.

Artículo 6º.- Autoridades competentes. A los efectos de la presente ley, se entiende por autoridad competente a la autoridad de aplicación que determine cada jurisdicción provincial, incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en consonancia con lo estipulado por el artículo 128º de la Constitución Nacional.

Artículo 7°.- Funciones de la Autoridad Nacional de Aplicación. Serán sus funciones:
a) Formular políticas en materia de gestión de envases y de residuos de envases en coordinación con las autoridades competentes de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
b) Fomentar medidas que contemplen la inclusión en estas políticas de aquellos agentes económicos que participan de los circuitos informales de recolección de residuos domiciliarios, conocidos como “cartoneros”.
            c) Elaborar un informe anual detallado con todo aquello que haga al cumplimiento de los objetivos especificados en el artículo1° de la presente ley.
d)  Elaborar Guías Técnicas en materia de Gestión Ambientalmente Adecuada de Residuos de Envases,
            e) Fomentar, a través de programas educativos y de comunicación social, la valorización de residuos, así como el consumo de productos en cuyos envases se emplee material valorizado o con potencial para su valorización,
            f) Promover e incentivar la participación de los sectores productivos y de comercio de bienes en la gestión integral de residuos,
            g) Impulsar, en conjunto con las autoridades competentes, un Programa Nacional de metas cuantificables de valorización de residuos de  envases  de cumplimiento progresivo; el cual deberá ser revisado y actualizado periódicamente; atendiendo a las particularidades sociales, económicas, ambientales sanitarias y geográficas de cada territorio.

Artículo 8°.- Funciones de las Autoridades competentes. Serán sus funciones:
a) Promover la gestión de los  residuos de envases que se generen en su jurisdicción, estableciendo las normas complementarias necesarias para el cumplimiento efectivo de la presente ley, de acuerdo con lo establecido por el Artículo 41° de la Constitución Nacional.
b) Establecer sistemas de gestión de residuos de envases adaptados a las características y particularidades de su jurisdicción, los que deberán prevenir y minimizar los posibles impactos negativos sobre el ambiente y la calidad de vida de la población.
c) Suscribir convenios bilaterales o multilaterales, que posibiliten la implementación de estrategias regionales para alguna o la totalidad de las etapas de la gestión integral de los residuos de envases.
d) Aplicar el Régimen de Infracciones y Sanciones establecido en la presente ley.
e) Suministrar anualmente a la Autoridad Nacional de Aplicación de la presente ley toda aquella información convenida que sea necesaria para dar cumplimiento a lo establecido en el inciso c), artículo 7° de la presente.
f) Mantener debidamente informados a los agentes económicos y a la sociedad en general sobre las políticas a instrumentarse.
g) Participar en la elaboración e instrumentación del citado Programa Nacional.

 

CAPITULO III

Programa Nacional para la gestión de envases y residuos de envases

Artículo 9°.- Créase en el ámbito de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, el Programa Nacional para la gestión de envases y residuos de envases, del que participarán en su elaboración y gestión la correspondiente autoridad nacional del área, las respectivas autoridades competentes provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; pudiendo invitar en colaboración, con un criterio de integración federal, a profesionales de reconocida y especial competencia en la materia. Sean de organizaciones de la sociedad civil, empresariales o académicas.

Artículo 10°.- El citado Programa Nacional tendrá como principios rectores los siguientes:
            1) Elaborar normas de calidad que deberán cumplir los fabricantes e importadores de envases, tomando en cuenta los siguientes criterios:
                        a) Política gradual de reducción de los niveles de concentración de plomo, cadmio, mercurio, cromo hexavalente y cualquier otra sustancia presentes en los envases o sus componentes potencialmente perjudiciales para el medio ambiente natural y humano. Promoviendo el uso de materiales degradables, incluidos los plásticos.
                        b) Implementar un sistema de codificación impreso en todos los envases con el fin de identificar los materiales con los que han sido fabricados.
                        c) Establecer un registro obligatorio de fabricantes e importadores de envases y embalajes.
                        d) Política de responsabilidad en el almacenado, disposición y manipulación, de modo de garantizar la protección del medio ambiente, la salud e higiene pública y la seguridad de los consumidores.
                        e) Eliminar de las etiquetas la leyenda “envase no retornable” u otra de contenido similar.
                        f) Fabricantes, importadores y empresas envasadoras deberán notificar regularmente a la autoridad competente respecto de las operaciones que lleven a cabo para dar cumplimiento a los objetivos establecidos en el Programa Nacional.

            2) Minimizar la presencia de residuos de envases a través de políticas preventivas de reducción en origen, reutilización, reducción de volumen y/o peso y todo tipo de mejoras que no pongan en riesgo la calidad del producto, la salud y la higiene pública.

            3) Favorecer la valorización de los residuos de envases, impulsando y adoptando las medidas necesarias con el fin de facilitar la recuperación, la reutilización, el reciclado y la incineración con recuperación de energía.
Para ello se deberá tener en cuenta:
                        a) Criterios de gradualidad, impulsando programas pilotos de gestión que atiendan la realidad social, económica, ambiental y sanitaria de cada jurisdicción; la sustentabilidad técnica, social y económica del proyecto; y el progresivo cambio de conductas y prácticas operativas tanto de los agentes económicos como estatales. A tal efecto, se privilegiará en una primera etapa la valorización de aquellos envases  utilizados para el expendio de bebidas; para en un segundo momento incluir progresivamente aquellos envases provenientes de productos de limpieza, aerosoles, comestibles, demás productos industriales (excluyendo residuos peligrosos), como asimismo los embalajes secundarios y terciarios.
                        b) Objetivos de reducción, reciclado y valorización.
                        c) El desarrollo de un convenio con la Administración Federal de Ingresos Públicos y con la Secretaría de Industria, a fin de instrumentar un mecanismo de entrega de bonos de crédito fiscal no endosables, dirigido a los fabricantes de envases que logren recuperar un porcentaje a determinar de los envases  de su producción.

d) La implementación de campañas educativas y de difusión pública acordes a los objetivos de la presente ley, promoviendo la participación de la población (industria, comercios y domicilios) en programas de reducción, clasificación, reutilización y reciclaje de residuos de envases y envases usados.            4) La gestión integral de residuos de envases y envases usados tendrá en consideración tanto las experiencias llevadas a cabo en el país, como así mismo la experiencia internacional, con el fin de determinar el o los sistemas que se desarrollarán para cumplir con los objetivos de la presente ley. Será su pilar la responsabilidad compartida entre los agentes económicos y las instituciones públicas. Por ello, deberán priorizarse aquellos sistemas integrados de gestión que busquen conjugar los intereses de los envasadores, fabricantes de envases, comerciantes y distribuidores, Estado (nacional, provincial y municipal), el sector recuperador y reciclador/valorizador de los residuos de envases usados (incorporando en condiciones de trabajo digno al sector informal comúnmente conocido como “cartoneros”) y la comunidad en general.

Artículo 11º.- A los efectos de contemplar lo estipulado en el inciso 3.a) del artículo precedente, se privilegiará en una primera etapa la valorización de aquellos envases  utilizados para el expendio de bebidas de consumo humano; para en un segundo momento incluir progresivamente aquellos envases provenientes de productos de limpieza, aerosoles, comestibles, demás productos industriales (excluyendo residuos peligrosos), como asimismo los embalajes secundarios y terciarios.

Artículo 12º.- En el plazo de un año, contado a partir de la promulgación de la presente ley, el Programa Nacional para la gestión de envases y residuos de envases, deberá estar en funcionamiento en todo el territorio nacional.

 

CAPITULO IV
Del seguimiento  y control

Artículo 13º.- La Autoridad Nacional de Aplicación fiscalizará el cumplimiento de estos Presupuestos Mínimos, ejercerá el seguimiento respecto al grado de cumplimiento de las metas y obligaciones que se desprendan del Programa Nacional, así como también arbitrará las medidas necesarias tendientes a asegurar que la aplicación de la presente norma no cree inequidades o distorsiones en el mercado de los productos envasados.
El control de cumplimiento de las metas y obligaciones en cada una de las jurisdicciones provinciales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires será responsabilidad de la autoridad competente.

CAPITULO V
De las infracciones y sanciones

Artículo 14º.- Infracciones. Se consideran infracciones a la presente ley las siguientes:

1) Infracciones muy graves:
a) La puesta en el mercado de productos envasados sin estar acogidos a algún sistema de gestión de residuos de envases, una vez que el mismo esté en operatividad en la jurisdicción correspondiente.
b) El uso indebido de los símbolos informativos e identificatorios que provean información equívoca respecto tanto a las características como al modo de gestión del envase.

c) El incumplimiento por parte de los agentes económicos de algunas de las obligaciones que se establezcan en el Programa Nacional.
d) La puesta en el mercado nacional de envases con una concentración de metales pesados superior a la que determine la Autoridad Nacional de Aplicación.
e) El incumplimiento de las condiciones de seguridad que establezca la Autoridad Nacional de Aplicación, en lo referente al almacenamiento, disposición y manipulación de los envases usados y residuos de envases.
f) La comisión, en un año, de por lo menos tres infracciones graves, cuando así haya sido declarado por resolución firme.
g) El falseamiento u omisión maliciosa de información por parte de los agentes económicos.

2) Infracciones graves:
a) La puesta en el mercado de envases que no cumplan con las obligaciones de marcado e identificación de materiales cuando éstos sean aplicables.
b) La puesta en el mercado de envases etiquetados o marcados con la leyenda de “no retornable” u otra similar.
c) La comisión, en un año, de por lo menos tres infracciones leves, cuando así haya sido declarado por resolución firme de la autoridad de aplicación.

3) Infracciones leves:
a) El incumplimiento de los plazos, por parte de los agentes económicos, que oportunamente se prevean para el suministro de información, presentaciones formales u otorgamiento de autorizaciones.
b) El incumplimiento de cualquier otra obligación o prescripción prevista por esta ley, o por el Programa Nacional para la gestión de envases, residuos de envases y envases usados, cuando no califique como “muy grave” o “grave”.

Artículo 15º.- Sanciones.
1) Las infracciones muy graves podrán dar lugar a:
a) Sanciones de inhabilitación temporal o permanente, clausura del establecimiento y/o decomiso de la productos en infracción.
b) Multa superior a los 500 (quinientos) sueldos mínimos de la categoría básica inicial de la Administración Pública Nacional. Pudiendo ser complementaria esta multa con las sanciones previstas en el punto a) del presente inciso.

2) Las infracciones graves y leves darán lugar a la imposición de multas de la suma de pesos equivalente a 10 (diez) sueldos mínimos de la categoría básica inicial de la Administración Pública Nacional hasta 200 (doscientos) veces ese valor; las que serán graduadas teniendo en cuenta las circunstancias del responsable, su grado de culpa, reiteración, participación y beneficio obtenido.

Artículo 16º.- De lo recaudado por la autoridad competente en concepto de multas se destinará un 50% a la conformación de un fondo nacional, administrado por el Programa Nacional, aplicado a la instrumentación de campañas educativas y de difusión pública acordes a los objetivos de la presente ley. El restante 50% se destinará a optimizar, en la jurisdicción respectiva, las políticas destinadas a cumplir con los citados objetivos.

Artículo 17º.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.